Monthly Archives: abril 2017

Cuéntanos que piensas de esta información.
Detecta-los-síntomas-de-la-ansiedad-Laboral

Detecta los síntomas de la ansiedad Laboral

Las reuniones, las metas mensuales que debemos alcanzar, el deseo de un mejor sueldo, el carácter del jefe, la carga diaria de trabajo, el ascenso que no llega, ser responsable, soportar la competencia, dejar los problemas personales en casa y mantener una actitud correcta. ¿Te suena familiar? Estos son los principales desencadenantes de la ansiedad laboral, ese sentimiento de angustia, presión y estrés que se apodera de nuestro físico y nuestra mente y nos impide a veces hasta pensar y actuar.

Por lo general la ansiedad laboral puede desencadenar una depresión que muchas veces se confunde con el descontento de estar trabajando bajo mucho estrés o condiciones precarias. Para evitar que esta condición genere un caos emocional y de salud lo mejor es aprender a controlarla. Si quieres saber cómo combatir la ansiedad laboral, lee estos consejos que te ofrecemos aquí:

  • La ansiedad es una respuesta del organismo que reacciona ante una llamada de alerta que envía nuestro cerebro. Cuando esta alarma se activa a menudo y sin causa de peligro aparente se resume que la persona está sufriendo de ansiedad. Ahora, la ansiedad laboral es ese mismo mecanismo de defensa del organismo, pero que responde al miedo o estrés de una situación laboral que por lo general no podemos solucionar.
    Para combatir la ansiedad laboral es necesario estar conscientes de que es el trabajo o situaciones entorno al mismo lo que desencadena ese malestar inexplicable que en muchas ocasiones las personas no saben cómo definir. Por lo tanto es necesario analizar si esa sensación de ahogo, miedo, nervios estomacales o palpitaciones se presentan siempre que hay un problema o conflicto laboral.
  • Para saber si sufres de ansiedad laboral debes conocer cuáles son los síntomas de la ansiedad. Por lo general los síntomas más comunes son preocupación, agobio, palpitaciones, ganas de huir, sensación de miedo o peligro, pensamientos negativos, mareos, temblores, dificultad para respirar, ahogo, dificultad para concentrarse, cansancio y estado de alerta constante, entre otros.
  • Muchas veces es tan fuerte el estrés que cuando tenemos un problema somos incapaces de buscar una solución o siquiera analizar si está en nuestras manos resolver el imprevisto.
    Para combatir la ansiedad laboral es necesario que la conciencia prevalezca, permitiendo que cuando se presente un problema nos preguntemos si podemos hacer algo para resolverlo o si está en nuestras manos cambiar el rumbo. Si la respuesta es sí, combate la ansiedad laboral haciendo lo que tengas que hacer, pero a tu ritmo. Si la respuesta es no, cancela de inmediato esa preocupación en tu cerebro: no hay nada que hacer.
  • Para combatir la ansiedad laboral debes organizar tu tiempo. Muchas veces sentimos que tenemos tanto trabajo que es mejor llevarnos la cama a la oficina. Pues no, organiza tus tareas por prioridades y saca primero las que son más importantes. Si sientes que tu carga de trabajo es excesiva y has hecho y modificado lo que está a tu alcance, entonces no temas hablar con tu jefe y pídele más tiempo para terminar tus funciones.
    En este aspecto también puedes considerar delegar, pedir ayuda a un empleado o decirle a tu jefe que necesitas la ayuda de un asistente. No te sientas inseguro de pedir ayuda, si sientes que la necesitas es lo más sensato que puedes hacer para combatir la ansiedad laboral.
  • Cuando sientas que están por aparecer los síntomas, atácalos. ¿Cómo? Son muchas las maneras en que podemos controlar la ansiedad laboral antes de que llegue a su punto más álgido. Lo mejor que puedes hacer es salir a la calle unos minutos y caminar, respirar aire puro, caminar y activar la circulación de tu cuerpo, analizar a las personas o simplemente mirar los carros pasar te ayudarán a despejar tu mente, evitar los pensamientos negativos y desaparecer los síntomas.
    También puedes tomar una infusión para calmar la ansiedad, recordar un momento de tu vida que te hace muy feliz, pensar en la persona que amas, escuchar tu canción favorita, reírte solo aunque sea de mentira o comerte un chocolate, todas estas acciones calman la ansiedad y está comprobado.
  • Si quieres combatir la ansiedad laboral no debes de cerrarte. Es necesario que te desahogues y expreses cómo te sientes, cuáles son tus preocupaciones y cuáles son tus miedos. Conversar con tu pareja o con un amigo de confianza es una de las mejores formas para encontrar claridad mental y poder ver las cosas como son y no como nuestra mente nos las pinta de graves.
  • Puede que te parezca imposible sacar más tiempo de tus días, pero si quieres combatir la ansiedad laboral es necesario. No todo puede ser trabajo. Antes o después de ir a la oficina es recomendable que te ejercites, pues el ejercicio ayuda a producir hormonas del bienestar para la salud mental, lo cual te permitirá drenar el estrés, relajarte, disipar los problemas y encontrar paz mental. Anímate, con media hora será suficiente.
  • Los fines de semana no se trabaja, ni se piensa en trabajo. La vida es una sola y no puede girar entorno a tus responsabilidades laborales. Debes buscar un espacio para ti y por eso existen los sábados y los domingos. Sal de casa, pasea al aire libre, diviértete, comparte con tu pareja, con la familia, con los amigos, ve al cine, lee al aire libre: las opciones son infinitas y permitirán que tu mente se desconecte de las preocupaciones y te prepara para asumir la semana entrante de una mejor manera.
  • Combatir la ansiedad laboral es posible si aprendemos a darle a las cosas la importancia que se merecen. Pregúntate a diario qué tan importante es lo que te preocupa como para que pongas en riesgo tu salud. Si sientes que no puedes combatir la ansiedad laboral o que las crisis son tan fuertes que no las puedes controlar, no temas en pedir ayuda a un experto, conversar y hacerle frente a los problemas es lo primero que debemos hacer para salir de ellos.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

 

Fuente: salud.uncomo.com
En chile 2 de cada 5 trabajadores no almuerza

En Chile, dos de cada cinco trabajadores no almuerza

Según la Organización Internacional del Trabajo, el sistema de alimentación laboral chileno presenta fallas “severas”. Para cambiar eso, un proyecto busca que la alimentación de los empleados sea garantizada.

La hora de almuerzo es una bendición del cielo cuando estás en el trabajo. Después de horas de escuchar rugir al estómago, no hay nada mejor que sentarse a comer durante un rato y despejarse de la pega. Sobre todo si se hace acompañado y con comida rica.

Y aunque a algunos esto les pueda sonar como pan de cada día, la verdad es que esta práctica no es tan extendida como parece. Según cifras publicadas en el 2013 por la Organización Internacional del Trabajo, (OIT), en Chile el 30% de los trabajadores no almuerza regularmente, un 39% de no recibe ningún tipo de beneficio de alimentación por parte de sus empleadores y el 22% no dispone de un lugar para comer.

En ese sentido, el estudio calificó como “severas” las debilidades en el sistema de alimentación laboral de los trabajadores chilenos. También agregó que, incluso en aquellos lugares donde se dispone de un lugar para comer, el 22% de las veces la limpieza de ese espacio no es adecuada, el tiempo para almorzar es insuficiente o la calidad de la alimentación no es óptima.

Pero esto podría cambiar. Y es que tomando en cuenta estas negativas cifras, la senadora de la DC, Carolina Goic anunció la presentación de un proyecto de ley que pretende modificar el panorama de la alimentación de los trabajadores. La moción fue patrocinada también por la Universidad Alberto Hurtado y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Eso sí, la moción fue anunciada, pero aún no ingresa al Parlamento, por lo que aún no existen muchos detalles. Lo que ha trascendido, en todo caso, es que la nueva ley haría modificaciones al Código del Trabajo para que los bonos de alimentación constituyan renta (es decir, que estén sujetos al pago de impuestos), mientras que en aquellos casos en que la empresa garantice la alimentación de los trabajadores, esta seguiría exenta de impuestos, como lo estipula la legislación actual.

De esa forma, se estaría incentivando a que las empresas se hagan cargo de la alimentación de sus trabajadores de manera íntegra, en vez de entregar bonos de alimentación, los que en algunos casos se prestan para “arreglines”, por estar exentos del pago de tributos. Según la senadora Goic, la iniciativa “sigue las prácticas de los países más desarrollados y de los miembros de la OCDE”.

Beneficios para la empresa 

El proyecto de ley se sustenta en un estudio hecho por la Universidad Alberto Hurtado, en el que se determinó que con un aumento de sólo el 1% en el gasto óptimo de alimentación, no sólo el trabajador presentaría mejoras físicas, mentales y productivas, sino que también se incide en un mayor ahorro para las empresas y el Gobierno por concepto de productividad. Con esto, el Producto Interno Bruto mostraría un alza de 0,3% en un plazo de cinco años.

El Caso de Singapur

Un ejemplo es lo ocurrido en la empresa Glaxo Wellcome Manufacturing (GWM) en Singapur.

Casi a comienzos del 2000, los trabajadores de GWM exigieron un nuevo casino con una oferta de alimentos más sana, lo que terminó siendo acogido por la empresa. Tras esto, se mejoró la apariencia del lugar donde comían, pero también se capacitó a los cocineros para elevar la calidad de la comida.

Finalmente, los resultados fueron más que positivos: desde el año 2000 los gastos médicos de la empresa cayeron un 13% y desde el 2002, el ausentismo laboral anual se redujo a casi a la mitad.

México ya está cambiando su ley

Durante el año pasado, se introdujo en México el Reglamento de la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores. Entre otras cosas, estipula que los empleadores están obligados a proveer de alimentación a sus trabajadores, ya sea a través de vales o comida preparada en los casinos de las empresas.

En tanto, quienes decidan entregar la comida a través de casinos, deberán cumplir con una serie de requisitos: la comida deberá ser completa, equilibrada, saludable, suficiente, variada y adecuada.


Fuente: eldefinido.cl

 

CHILE ES EL QUINTO PAÍS CON MÁS HORAS DE TRABAJO DE LA OCDE

Chile es el quinto país con más horas de trabajo de la OCDE

Aunque Chile bajó la cantidad de horas que una persona trabaja al año, sigue estando en el Top 5 de los 38 países analizados por la OCDE en materia de jornada laborales.

En el informe de perspectivas laborales que publicó este jueves el organismo internacional, México, Costa Rica (que está en proceso de adhesión a la OCDE), Corea del Sur y Grecia encabezan los países que más trabajan, con más de 2.000 horas al año.

Chile se mantiene en el quinto lugar, con 1.988. El año pasado fue la primera vez que bajó de las 2.000 horas, a 1.999. Si se compara con el año 2000, las horas totales fueron de 2.263.

Pero aún se mantiene lejos de la media de la OCDE, que es de 1.766, y de Alemania, que lidera los países que menos horas trabajan al año. Eso sí, el organismo advierte las diferencias observadas entre las fuentes y los métodos de cálculo de cada país.

La estructura de la economía de cada país y la composición sectorial también afectan al número de horas y enfatiza que su estadística sirve más para medir la evolución a lo largo del tiempo que para comparar países a lo largo de un año.

 

Productividad y flexibilidad laboral

Pese a las diferencias de medición, el estudio demuestra la brecha que hay entre países desarrollados y los que están en vías de desarrollo en materia de productividad y de flexibilidad laboral. Ignacio Briones, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, destaca que efectivamente hay una correlación en la OCDE que en los países que trabajan menos horas son más productivos y eso se debe, en gran medida, a las competencias de los trabajadores.

Ignacio Briones, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, destaca que efectivamente hay una correlación en la OCDE que en los países que trabajan menos horas son más productivos y eso se debe, en gran medida, a las competencias de los trabajadores.

“Países como Chile tiene competencias que están muy por debajo de los países de la OCDE. En las tres variables que miden las competencias -que son compresión lectora, numérica y digital- en todas ellas salimos último, salvo la numérica que salimos penúltimos”, explica el economista respecto a la prueba PIAAC que se dio a conocer la semana pasada. 

En ese informe, recalca Briones, “un trabajador chileno con educación superior tiene competencias similares a las de un trabajador OCDE promedio con educación secundaria, o similares a un trabajador de Nueva Zelanda que sólo tiene educación primaria”. 

Según un informe del Banco Central, entre 1990 y 2015 la participación de los trabajadores con educación superior pasó desde un 35% a casi un 58%, lo que produjo cerca de 1/6 del aumento de la productividad por hora trabajada desde fines de la década de los ’80.

A las habilidades también se suman las regulaciones laborales de cada país. “La flexibilidad laboral es un buen argumento de mejoras de productividad, de poder utilizar de manera más eficiente los recursos disponibles. Los mercados laborales más flexibles, más eficientes tienden a ser más productivos y por tanto trabajar menos horas”, afirma Briones, poniendo de ejemplo a Francia, que tiene por ley jornadas laborales de 35 horas a la semana.

El informe de la OCDE detalla que países como Holanda o Alemania, con altos niveles de empleo a tiempo parcial, tienen un menor número de horas por empleado que otros donde el empleo a tiempo parcial está poco extendido, como es el caso de México.

Eso sí, Briones destaca que la cantidad de horas trabajadas en Chile “no están a años luz de los países desarrollados. Doscientas horas más al año (en comparación con el promedio OCDE) son unas 4 horas a la semana más que el resto, o 40 minutos más al día. Es una diferencia que se está cerrando”.

Fuente: Emol.com 

 

 

 

Son-felices-los-chilenos-en-su-trabajo

¿Son felices los chilenos en sus trabajos?

La Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (CNC) y la consultora JapiWorks realizaron un estudio en el país para determinar cuán contentas se sienten las personas en sus puestos laborales.

SANTIAGO.- No sólo el Producto Interno Bruto (PIB) permite medir cuán desarrollado o exitoso es un país. Desde el 2006 que el “World Happiness Report”, publicado cada tres años por la Fundación de la Nueva Economía (NEF, por sus siglas en inglés), también es un parámetro.

A raíz de ello es que la OCDE en 2011 desarrolló el Better Life Index. Algunas naciones, como EE.UU., Francia e Inglaterra, incorporaron este indicador para medir el desempeño de sus economías.
En la última versión de dicho estudio, Chile se ubicó en el lugar 27 a nivel mundial y sexto en Latinoamérica, con 6,670 puntos (de una escala del 0 al 10).
En primer lugar se ubica Suiza con 7,587 puntos y en el último Togo con 2,839. Los tópicos que se tomaron en cuenta fueron el PIB per cápita, apoyo social, esperanza de vida, libertad para tomar decisiones de vida, generosidad, percepción sobre corrupción y distopía.

Tomando en cuenta este reporte, la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (CNC) junto a la consultora JapiWorks publicó el Estudio Nacional de la Felicidad en el Trabajo, donde definió qué tan felices somos los chilenos en el trabajo. Dentro de los resultados que más destacan se cuenta que 68% de los encuestados cree que es muy importante la felicidad laboral.

Por otra parte el 59% de ellos se siente feliz cuando está en el trabajo. Los trabajadores menos felices tienen una edad entre 18 y 30 años, son mujeres del estrato ABC1 de la Región Metropolitana y ocupan puestos de directores, gerentes y profesionales.

En tanto, los más felices tienen más de 55 años, son varones de los segmentos C3 y D de la zona norte del país y son oficiales, operarios y artesanos.

¿Por qué es importante la felicidad en el trabajo?

Para el experto en felicidad Nic Marks, fundador y director de Happiness Works y creador del Happy Planet Index, entre los factores importantes en este ámbito se cuenta la combinación de las condiciones externas con los recursos con que cuentan las personas.

“La felicidad no es sólo un resultado, sino que un sentimiento: nos sentimos bien cuando las cosas salen bien”, explica.

“Hace algunos años que la ONU estableció un nuevo paradigma de desarrollo y porque ya se ha demostrado que el PIB no es el mejor indicador para mostrar el bienestar de la economía de los pueblos. Puede que aumente el PIB, sobre todo en los países más ricos, pero el nivel de bienestar no aumenta e incluso puede bajar”

Tenemos que ver cómo están las personas, y vemos que cuando las personas están bien, están contentas y se sienten bien trabajan mejor, y cuando la gente trabaja mejor a las empresas les va mejor y aumenta la productividad hasta en 30%.”

También les va mejor en sus valores accionarios y pueden incrementar sus inversiones hasta en 3 o 4% anual”, describe. “Este aspecto es un buen negocio para todos y si a las empresas les va bien, a Chile le va bien.

En tanto, el presidente de la CNC, Ricardo Mewes, subraya que en el actual escenario “de pesimismo y desconfianza, es necesario volver la mirada hacia lo esencial, y lo esencial son las personas y nuestros trabajadores. No bastan los indicadores económicos para medir el bienestar de una sociedad, pues la felicidad también juega un rol fundamental en el desarrollo de los países y sus habitantes”.

Fuente: Emol.com