All posts by Administrador

PROGRAMA WORKSHOP “Hacia una Inclusión Laboral exitosa”

PROGRAMA WORKSHOP 27/03/2018 – Concepción VIII Región

“Hacia una Inclusión Laboral exitosa”  

Registros en el siguiente Link  REGISTRARSE

DESCRIPCIÓN:

La nueva Ley de Inclusión laboral, como mejor se le conoce, hace alusión a la Ley N° 21.015 que “incentiva la inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral”, publicada el 15 de junio de 2017 en el Diario Oficial y recientemente, el 01 de febrero del año en curso, fue publicado en mismo diario el Reglamento requerido para su implementación.

La relevancia de esta ley radica en que las empresas e instituciones del Estado con más de 100 trabajadores están obligados a cumplir con una cuota para la inclusión laboral de personas con discapacidad, disminuyendo así los porcentajes de inactividad y desocupación que esta población nacional hoy tiene, respecto al mundo del trabajo. De esta manera, alrededor de 7.600 empresas del sector privado deberán aplicar esta cuota de inclusión, lo que abriría alrededor de 25.000 cupos en el sector privado. Del mismo modo, el sector público habilitaría alrededor de 2.500 puestos de trabajo.

No obstante lo anterior, el desafío para las organizaciones radica en conocer la normativa, aplicarla, pero también comprenderla como una oportunidad de transformación interna, que permita romper barreras paradigmáticas, reconociendo y respetando las diferencias como parte connatural a la naturaleza humana, y viendo en ello, ventajas competitivas de crecimiento empresarial, en creatividad, innovación, trabajo en equipo y resolución de problemas. De esta manera, la inclusión laboral debe analizarse sobre estándares de cumplimiento corporativo efectivo, basados en dignidad de los puestos/cargos, permanencia, desempeño, entre otros; sólo allí podríamos decir que las estrategias de inclusión laboral son exitosas!.

DIRIGIDO A:

 

  • Directores, Gerentes y ejecutivos de empresas públicas y privadas, que no sólo deban aplicar la nueva Ley de Inclusión, sino también quieran aprender de experiencias exitosas, en Chile, que han permitido contribuir, desarrollar y diferenciar la gestión empresarial.
  • Directores, Gerentes y ejecutivos de las áreas de Gestión de Personas, RSE y Calidad de Vida Laboral, que estén dispuestos a desafiar la sola aplicación de la norma, para construir y desarrollar cultura organizacional, respetuosa de la diversidad y promotora de un empleo digno.
  • Profesionales comprometidos con el desarrollo organizacional y de personas, de empresas e instituciones públicas y/o privadas, que deban diseñar y/o ejecutar nuevos proyectos laborales, y requieran inspiración y herramientas prácticas para su gestión.

OBJETIVO:

Al finalizar la jornada taller, los participantes serán capaces de integrar y aplicar tanto los conceptos legales como los elementos metodológicos entregados, para el desarrollo de una estrategia de inclusión laboral en su empresa u organización, de acuerdo a la normativa legal y reglamentaria correspondiente.

 

CONTENIDOS:

MÓDULOS CONTENIDOS
1: “Qué es la inclusión laboral” –          Concepto

–          Trabajo decente

–          Habilitación para el trabajo

–          Responsabilidad Social Inclusiva

–          Minorías o Grupos vulnerables laborales

2: “Inclusión laboral de personas con discapacidad” –          Concepto

–          Modelo de la CIF

–          Aspectos legales nacionales

–          Resultados II estudio nacional de la discapacidad

–          Tipos de discapacidad

–          Actores claves

–          Prejuicios “creencias limitantes”

3: “Buena práctica laboral: Caso real” –          Caso TATA

–          Caso SOFOFA

4: “Ley 21.015 y Reglamento de aplicación” –          Cómo obliga la Ley a la empresa

–          Medidas Alternativas

–          Reglamento de implementación

5: “Modelo de Gestión para una inclusión laboral exitosa” –          Orientaciones técnicas

–          Orientaciones metodológicas

–          Modelo de competencias

–          Esquema metodológico

6: “Elaborando una Estrategia de Inclusión Laboral exitosa”. –          De ideas a proyecto

–          Situación actual v/s estado deseado

–          Reconocimiento de brechas

–          Aplicación de matriz

MÉTODO DE ENSEÑANZA:

Esta jornada taller se plantea en modalidad presencial, en formato workshop, estructurado en base a 6 módulos de enseñanza aprendizaje, distribuidos en 8 horas cronológicas (1 día). Cada módulo se aborda como cátedra individual, con un formato de charla taller, donde se presentan los contenidos de manera práctica y progresiva, utilizando medios audiovisuales para apoyar su entrega, así como incorporando una experiencia real de inclusión laboral, como caso exitoso.

Los 2 últimos módulos tienen un carácter experiencial y de aplicación práctica de conocimientos, por lo cual, la técnica pedagógica a emplear será grupos de trabajo, con análisis de contenido y pautas de orientación para diseños individuales. Estos módulos son apoyados por facilitadores grupales.

Por lo tanto, la estructura del Workshop permitirá que los participantes puedan conocer y revisar, así como conversar y compartir, herramientas y experiencias laborales que pretenden ser un aporte en su desempeño laboral y en la implementación y el asentamiento de la nueva Ley.

k_fuentealba-

RELATORA:

Katherine Fuentealba Palma

Trabajadora Social, Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago.

Magister Gerencia y Políticas Públicas, Universidad de Santiago de Chile.

Diplomada en Gestión de Personas, Universidad de Chile.

Diplomada en Mediación Familiar, Instituto Chileno de Terapia Familiar.

Certificada en Life &Leadership Coaching, ILC – IAC, Chile.

Certificación Coaching Ejecutivo y Organizacional, ILC, Chile.

Directora de Estrategias UWorks, AMGLO, SpA.

“Emprendedora, consultora, coach, speaker, relatora, diseñadora metodológica y sobre todo, apasionada con el aprendizaje, el crecimiento y la contribución.”

 

Automatiza tus procesos de negocios

En empresas, desde un director general, CIO, jefe de departamento o lider, tienen como objetivo, controlar, gestionar y mejorar el desempeño de sus equipos de trabajo, con el principal fin de aumentar la productividad, es por eso que Uworkflow proporciona una herramienta de automatización “Todo en uno” de código propio que permite crear y administrar procesos empresariales personalizadas en solo 3 pasos.

Crear tareas, definir proceso y ejecutar, de manera simple. Primero se crea tareas u actividades, luego se define la secuencia de actividades que se desea que el equipo siga, puede ser un proceso especifico, o una actividad de negocios completa. Una vez hecho el flujo de trabajo, se definen todas las variables, tales como: quien va a participar en el proceso, los datos a introducir, los KPI a cumplir por cada uno de ellos, y ya está.

El proceso está listo para ser ejecutado. Esta automatización del flujo de trabajo es solamente una pieza del puzle, ya que Uworkflow es un software de gestión de procesos inteligentes, que incluye; Monitorización de procesos de negocio, seguimiento de procesos en tiempo real, motor de reglas de negocio, gestión de casos, monitoreo de desempeño de cada participante, procesamiento de eventos complejos, gestión documental de procesos o proyectos y más.

Los clientes valoran la capacidad de Uworkflow de modificar procesos sobre la marcha, algo imprescindible en el mercado actual, que es extremadamente dinámico. Valoran ademas la capacidad de personalización ya que no hay nunca dos negocios exactamente iguales.

Esta experiencia de alta productividad trata de medir la eficiencia, genera motores beneficiosos para las empresas y mayores ingresos y alto control que los gerentes requieren, y por supuesto, la continua optimización de estos procesos para dar a las empresas una ventaja competitiva.

En Latinoamérica se está llevando el negocio a la alta productividad.

Que esperas! Únase a la era digital, solicita una demo en contacto@uworks.cl

El 94% de los chilenos prefiere trabajar en un equipo con integrantes de ambos sexos. ¿Sabe por qué?

A pesar de que no somos una región líder en igualdad de género, según el Informe Global de Brecha de Género 2015-2016 elaborado anualmente por el World Economic Forum, los latinoamericanos parecen estar unánimemente de acuerdo en las ventajas que genera contar con un ambiente de trabajo diverso.

Por lo menos así lo refleja la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de la consultora multinacional de RR.HH. Randstad, en el cual 94% de los chilenos señala que prefiere trabajar en un equipo con integrantes de ambos sexos, ubicándose por sobre la media global (87%) y segundo en el ranking mundial, por debajo de Brasil (95%), empatado con Portugal y por encima de México (93%).

De los otros países de la región que participan en el estudio, sigue Argentina, con 91%, ocupando el sexto lugar entre 34 países, lo que deja a este grupo de naciones alejado de aquellas que se ubican en el lado opuesto de la tabla, como Austria (73%), Alemania (76%) y Japón (77%).

Al respecto, Natalia Zúñiga, gerente de marketing y comunicaciones de Randstad, señala que pese a esta declaración de intenciones, “los avances en paridad de género en el mercado del trabajo se han estancado notablemente desde el informe 2009-2010 elaborado por el World Economic Forum y, en términos económicos, la brecha ha bajado tan solo un 3 %”.

Sin embargo, la ejecutiva agrega que no deja de ser una buena noticia que los chilenos prefieran trabajar en un ambiente mixto, puesto que también habla de la positiva incorporación que la mujer ha tenido y va a seguir teniendo en el mundo laboral. “Es un tema que ha ido avanzado lento en nuestro país y al interior de las empresas nacionales debido a temas culturales, pero se han dado pasos relevantes, como que la tasa de participación laboral de la mujer pasó de 34 a 42% en diez años“.

A pesar de que no somos una región líder en igualdad de género, según el Informe Global de Brecha de Género 2015-2016 elaborado anualmente por el World Economic Forum, los latinoamericanos parecen estar unánimemente de acuerdo en las ventajas que genera contar con un ambiente de trabajo diverso.

Por lo menos así lo refleja la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de la consultora multinacional de RR.HH. Randstad, en el cual 94% de los chilenos señala que prefiere trabajar en un equipo con integrantes de ambos sexos, ubicándose por sobre la media global (87%) y segundo en el ranking mundial, por debajo de Brasil (95%), empatado con Portugal y por encima de México (93%).

De los otros países de la región que participan en el estudio, sigue Argentina, con 91%, ocupando el sexto lugar entre 34 países, lo que deja a este grupo de naciones alejado de aquellas que se ubican en el lado opuesto de la tabla, como Austria (73%), Alemania (76%) y Japón (77%).

Sin embargo, la ejecutiva agrega que no deja de ser una buena noticia que los chilenos prefieran trabajar en un ambiente mixto, puesto que también habla de la positiva incorporación que la mujer ha tenido y va a seguir teniendo en el mundo laboral. “Es un tema que ha ido avanzado lento en nuestro país y al interior de las empresas nacionales debido a temas culturales, pero se han dado pasos relevantes, como que la tasa de participación laboral de la mujer pasó de 34 a 42% en diez años“.

El estudio también reveló que 92% de los chilenos piensa que los equipos con diversidad de género logran mejores resultados que aquellos formados sólo por hombres o mujeres, situando al país segundo en esta creencia, por debajo de China (94%) y por encima de Malasia (90%) y del promedio mundial (84%).

“Los grupos mixtos favorecen la multiplicidad de perspectivas en una organización; sin embargo, para obtener logros significativos se deben considerar, en igual medida, los aportes de todos los integrantes del equipo. De no hacerlo, las empresas pierden de vista a un segmento importante del talento, desperdician la oportunidad de agregar visiones diferentes y, más relevante aún, desaprovechan aportes que pueden apuntar a obtener resultados distintos y cualitativamente superiores”.

Sin embargo, el sondeo revela que el 71% de los chilenos cree que los hombres se ven favorecidos cuando dos candidatos de distinto género son igualmente de calificados para un trabajo, un punto más alto que el promedio global (70%) y lejos de países como India (55%), Australia (60%), Suecia, México y Hong Kong, todos con 62%. A pesar de que la cifra resulta negativa a primera vista, Chile ocupa el lugar número 9 en este ranking, compuesto por 34 países, superando a Italia (79%), Francia (78%), Checoslovaquia y España (77%), Brasil (76%), Hungría y Bélgica (75%), entre otras naciones que muchas veces son consideradas más evolucionadas que Chile en estas materias.

 

Fuente: www.publimetro.cl ( 2016)

 

“Ley chao jefe” Prohibirá con multas trabajar fuera del horario laboral

Diputados buscan pedir urgencia a proyecto de desconexión laboral

El proyecto de ley de desconexión laboral, presentado en enero por 10 parlamentarios de la Nueva Mayoría y que busca prohibir el contacto entre jefes y empleados fuera del horario laboral, espera avanzar en el Congreso una vez que los diputados impulsores soliciten la urgencia de la iniciativa al ejecutivo.

El diputado Cristian Campos, miembro de la Comisión de Trabajo de la Cámara, aseguró a BioBioChile que se reunirá con la ministra del Trabajo Alejandra Krauss lo antes posible para solicitarle formalmente al ejecutivo que coloque urgencia al mencionado proyecto de ley.

Proyecto en marcha

El diputado Ramón Farías sostuvo que “este proyecto tiene que ver con un tema de deberes y derechos. Es decir, que los trabajadores tienen que hacer valer sus derechos”. Debido a que “en Chile es muy común pedir favores, decir ‘cómo te vas a negar’. Eso implica vulnerar el derecho a almorzar con sus familias, salir con amigos y estar desconectados del trabajo.

Por otro lado, el diputado DC Matías Walker señaló que el proyecto considerará “una multa a beneficio fiscal que pueda aplicar la Dirección del Trabajo. Porque sabemos que obligación sin sanción, no es obligación. Vamos a determinar si la multa va en contra del jefe o de la empresa”.

Fuente: biobiochile.cl ( Enero 2017)

 

Detecta los síntomas de la ansiedad Laboral

Las reuniones, las metas mensuales que debemos alcanzar, el deseo de un mejor sueldo, el carácter del jefe, la carga diaria de trabajo, el ascenso que no llega, ser responsable, soportar la competencia, dejar los problemas personales en casa y mantener una actitud correcta. ¿Te suena familiar? Estos son los principales desencadenantes de la ansiedad laboral, ese sentimiento de angustia, presión y estrés que se apodera de nuestro físico y nuestra mente y nos impide a veces hasta pensar y actuar.

Por lo general la ansiedad laboral puede desencadenar una depresión que muchas veces se confunde con el descontento de estar trabajando bajo mucho estrés o condiciones precarias. Para evitar que esta condición genere un caos emocional y de salud lo mejor es aprender a controlarla. Si quieres saber cómo combatir la ansiedad laboral, lee estos consejos que te ofrecemos aquí:

  • La ansiedad es una respuesta del organismo que reacciona ante una llamada de alerta que envía nuestro cerebro. Cuando esta alarma se activa a menudo y sin causa de peligro aparente se resume que la persona está sufriendo de ansiedad. Ahora, la ansiedad laboral es ese mismo mecanismo de defensa del organismo, pero que responde al miedo o estrés de una situación laboral que por lo general no podemos solucionar.
    Para combatir la ansiedad laboral es necesario estar conscientes de que es el trabajo o situaciones entorno al mismo lo que desencadena ese malestar inexplicable que en muchas ocasiones las personas no saben cómo definir. Por lo tanto es necesario analizar si esa sensación de ahogo, miedo, nervios estomacales o palpitaciones se presentan siempre que hay un problema o conflicto laboral.
  • Para saber si sufres de ansiedad laboral debes conocer cuáles son los síntomas de la ansiedad. Por lo general los síntomas más comunes son preocupación, agobio, palpitaciones, ganas de huir, sensación de miedo o peligro, pensamientos negativos, mareos, temblores, dificultad para respirar, ahogo, dificultad para concentrarse, cansancio y estado de alerta constante, entre otros.
  • Muchas veces es tan fuerte el estrés que cuando tenemos un problema somos incapaces de buscar una solución o siquiera analizar si está en nuestras manos resolver el imprevisto.
    Para combatir la ansiedad laboral es necesario que la conciencia prevalezca, permitiendo que cuando se presente un problema nos preguntemos si podemos hacer algo para resolverlo o si está en nuestras manos cambiar el rumbo. Si la respuesta es sí, combate la ansiedad laboral haciendo lo que tengas que hacer, pero a tu ritmo. Si la respuesta es no, cancela de inmediato esa preocupación en tu cerebro: no hay nada que hacer.
  • Para combatir la ansiedad laboral debes organizar tu tiempo. Muchas veces sentimos que tenemos tanto trabajo que es mejor llevarnos la cama a la oficina. Pues no, organiza tus tareas por prioridades y saca primero las que son más importantes. Si sientes que tu carga de trabajo es excesiva y has hecho y modificado lo que está a tu alcance, entonces no temas hablar con tu jefe y pídele más tiempo para terminar tus funciones.
    En este aspecto también puedes considerar delegar, pedir ayuda a un empleado o decirle a tu jefe que necesitas la ayuda de un asistente. No te sientas inseguro de pedir ayuda, si sientes que la necesitas es lo más sensato que puedes hacer para combatir la ansiedad laboral.
  • Cuando sientas que están por aparecer los síntomas, atácalos. ¿Cómo? Son muchas las maneras en que podemos controlar la ansiedad laboral antes de que llegue a su punto más álgido. Lo mejor que puedes hacer es salir a la calle unos minutos y caminar, respirar aire puro, caminar y activar la circulación de tu cuerpo, analizar a las personas o simplemente mirar los carros pasar te ayudarán a despejar tu mente, evitar los pensamientos negativos y desaparecer los síntomas.
    También puedes tomar una infusión para calmar la ansiedad, recordar un momento de tu vida que te hace muy feliz, pensar en la persona que amas, escuchar tu canción favorita, reírte solo aunque sea de mentira o comerte un chocolate, todas estas acciones calman la ansiedad y está comprobado.
  • Si quieres combatir la ansiedad laboral no debes de cerrarte. Es necesario que te desahogues y expreses cómo te sientes, cuáles son tus preocupaciones y cuáles son tus miedos. Conversar con tu pareja o con un amigo de confianza es una de las mejores formas para encontrar claridad mental y poder ver las cosas como son y no como nuestra mente nos las pinta de graves.
  • Puede que te parezca imposible sacar más tiempo de tus días, pero si quieres combatir la ansiedad laboral es necesario. No todo puede ser trabajo. Antes o después de ir a la oficina es recomendable que te ejercites, pues el ejercicio ayuda a producir hormonas del bienestar para la salud mental, lo cual te permitirá drenar el estrés, relajarte, disipar los problemas y encontrar paz mental. Anímate, con media hora será suficiente.
  • Los fines de semana no se trabaja, ni se piensa en trabajo. La vida es una sola y no puede girar entorno a tus responsabilidades laborales. Debes buscar un espacio para ti y por eso existen los sábados y los domingos. Sal de casa, pasea al aire libre, diviértete, comparte con tu pareja, con la familia, con los amigos, ve al cine, lee al aire libre: las opciones son infinitas y permitirán que tu mente se desconecte de las preocupaciones y te prepara para asumir la semana entrante de una mejor manera.
  • Combatir la ansiedad laboral es posible si aprendemos a darle a las cosas la importancia que se merecen. Pregúntate a diario qué tan importante es lo que te preocupa como para que pongas en riesgo tu salud. Si sientes que no puedes combatir la ansiedad laboral o que las crisis son tan fuertes que no las puedes controlar, no temas en pedir ayuda a un experto, conversar y hacerle frente a los problemas es lo primero que debemos hacer para salir de ellos.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

 

Fuente: salud.uncomo.com

En Chile, dos de cada cinco trabajadores no almuerza

Según la Organización Internacional del Trabajo, el sistema de alimentación laboral chileno presenta fallas “severas”. Para cambiar eso, un proyecto busca que la alimentación de los empleados sea garantizada.

La hora de almuerzo es una bendición del cielo cuando estás en el trabajo. Después de horas de escuchar rugir al estómago, no hay nada mejor que sentarse a comer durante un rato y despejarse de la pega. Sobre todo si se hace acompañado y con comida rica.

Y aunque a algunos esto les pueda sonar como pan de cada día, la verdad es que esta práctica no es tan extendida como parece. Según cifras publicadas en el 2013 por la Organización Internacional del Trabajo, (OIT), en Chile el 30% de los trabajadores no almuerza regularmente, un 39% de no recibe ningún tipo de beneficio de alimentación por parte de sus empleadores y el 22% no dispone de un lugar para comer.

En ese sentido, el estudio calificó como “severas” las debilidades en el sistema de alimentación laboral de los trabajadores chilenos. También agregó que, incluso en aquellos lugares donde se dispone de un lugar para comer, el 22% de las veces la limpieza de ese espacio no es adecuada, el tiempo para almorzar es insuficiente o la calidad de la alimentación no es óptima.

Pero esto podría cambiar. Y es que tomando en cuenta estas negativas cifras, la senadora de la DC, Carolina Goic anunció la presentación de un proyecto de ley que pretende modificar el panorama de la alimentación de los trabajadores. La moción fue patrocinada también por la Universidad Alberto Hurtado y la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Eso sí, la moción fue anunciada, pero aún no ingresa al Parlamento, por lo que aún no existen muchos detalles. Lo que ha trascendido, en todo caso, es que la nueva ley haría modificaciones al Código del Trabajo para que los bonos de alimentación constituyan renta (es decir, que estén sujetos al pago de impuestos), mientras que en aquellos casos en que la empresa garantice la alimentación de los trabajadores, esta seguiría exenta de impuestos, como lo estipula la legislación actual.

De esa forma, se estaría incentivando a que las empresas se hagan cargo de la alimentación de sus trabajadores de manera íntegra, en vez de entregar bonos de alimentación, los que en algunos casos se prestan para “arreglines”, por estar exentos del pago de tributos. Según la senadora Goic, la iniciativa “sigue las prácticas de los países más desarrollados y de los miembros de la OCDE”.

Beneficios para la empresa 

El proyecto de ley se sustenta en un estudio hecho por la Universidad Alberto Hurtado, en el que se determinó que con un aumento de sólo el 1% en el gasto óptimo de alimentación, no sólo el trabajador presentaría mejoras físicas, mentales y productivas, sino que también se incide en un mayor ahorro para las empresas y el Gobierno por concepto de productividad. Con esto, el Producto Interno Bruto mostraría un alza de 0,3% en un plazo de cinco años.

El Caso de Singapur

Un ejemplo es lo ocurrido en la empresa Glaxo Wellcome Manufacturing (GWM) en Singapur.

Casi a comienzos del 2000, los trabajadores de GWM exigieron un nuevo casino con una oferta de alimentos más sana, lo que terminó siendo acogido por la empresa. Tras esto, se mejoró la apariencia del lugar donde comían, pero también se capacitó a los cocineros para elevar la calidad de la comida.

Finalmente, los resultados fueron más que positivos: desde el año 2000 los gastos médicos de la empresa cayeron un 13% y desde el 2002, el ausentismo laboral anual se redujo a casi a la mitad.

México ya está cambiando su ley

Durante el año pasado, se introdujo en México el Reglamento de la Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores. Entre otras cosas, estipula que los empleadores están obligados a proveer de alimentación a sus trabajadores, ya sea a través de vales o comida preparada en los casinos de las empresas.

En tanto, quienes decidan entregar la comida a través de casinos, deberán cumplir con una serie de requisitos: la comida deberá ser completa, equilibrada, saludable, suficiente, variada y adecuada.


Fuente: eldefinido.cl

 

Chile es el quinto país con más horas de trabajo de la OCDE

Aunque Chile bajó la cantidad de horas que una persona trabaja al año, sigue estando en el Top 5 de los 38 países analizados por la OCDE en materia de jornada laborales.

En el informe de perspectivas laborales que publicó este jueves el organismo internacional, México, Costa Rica (que está en proceso de adhesión a la OCDE), Corea del Sur y Grecia encabezan los países que más trabajan, con más de 2.000 horas al año.

Chile se mantiene en el quinto lugar, con 1.988. El año pasado fue la primera vez que bajó de las 2.000 horas, a 1.999. Si se compara con el año 2000, las horas totales fueron de 2.263.

Pero aún se mantiene lejos de la media de la OCDE, que es de 1.766, y de Alemania, que lidera los países que menos horas trabajan al año. Eso sí, el organismo advierte las diferencias observadas entre las fuentes y los métodos de cálculo de cada país.

La estructura de la economía de cada país y la composición sectorial también afectan al número de horas y enfatiza que su estadística sirve más para medir la evolución a lo largo del tiempo que para comparar países a lo largo de un año.

 

Productividad y flexibilidad laboral

Pese a las diferencias de medición, el estudio demuestra la brecha que hay entre países desarrollados y los que están en vías de desarrollo en materia de productividad y de flexibilidad laboral. Ignacio Briones, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, destaca que efectivamente hay una correlación en la OCDE que en los países que trabajan menos horas son más productivos y eso se debe, en gran medida, a las competencias de los trabajadores.

Ignacio Briones, decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, destaca que efectivamente hay una correlación en la OCDE que en los países que trabajan menos horas son más productivos y eso se debe, en gran medida, a las competencias de los trabajadores.

“Países como Chile tiene competencias que están muy por debajo de los países de la OCDE. En las tres variables que miden las competencias -que son compresión lectora, numérica y digital- en todas ellas salimos último, salvo la numérica que salimos penúltimos”, explica el economista respecto a la prueba PIAAC que se dio a conocer la semana pasada. 

En ese informe, recalca Briones, “un trabajador chileno con educación superior tiene competencias similares a las de un trabajador OCDE promedio con educación secundaria, o similares a un trabajador de Nueva Zelanda que sólo tiene educación primaria”. 

Según un informe del Banco Central, entre 1990 y 2015 la participación de los trabajadores con educación superior pasó desde un 35% a casi un 58%, lo que produjo cerca de 1/6 del aumento de la productividad por hora trabajada desde fines de la década de los ’80.

A las habilidades también se suman las regulaciones laborales de cada país. “La flexibilidad laboral es un buen argumento de mejoras de productividad, de poder utilizar de manera más eficiente los recursos disponibles. Los mercados laborales más flexibles, más eficientes tienden a ser más productivos y por tanto trabajar menos horas”, afirma Briones, poniendo de ejemplo a Francia, que tiene por ley jornadas laborales de 35 horas a la semana.

El informe de la OCDE detalla que países como Holanda o Alemania, con altos niveles de empleo a tiempo parcial, tienen un menor número de horas por empleado que otros donde el empleo a tiempo parcial está poco extendido, como es el caso de México.

Eso sí, Briones destaca que la cantidad de horas trabajadas en Chile “no están a años luz de los países desarrollados. Doscientas horas más al año (en comparación con el promedio OCDE) son unas 4 horas a la semana más que el resto, o 40 minutos más al día. Es una diferencia que se está cerrando”.

Fuente: Emol.com 

 

 

 

¿Son felices los chilenos en sus trabajos?

La Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (CNC) y la consultora JapiWorks realizaron un estudio en el país para determinar cuán contentas se sienten las personas en sus puestos laborales.

SANTIAGO.- No sólo el Producto Interno Bruto (PIB) permite medir cuán desarrollado o exitoso es un país. Desde el 2006 que el “World Happiness Report”, publicado cada tres años por la Fundación de la Nueva Economía (NEF, por sus siglas en inglés), también es un parámetro.

A raíz de ello es que la OCDE en 2011 desarrolló el Better Life Index. Algunas naciones, como EE.UU., Francia e Inglaterra, incorporaron este indicador para medir el desempeño de sus economías.
En la última versión de dicho estudio, Chile se ubicó en el lugar 27 a nivel mundial y sexto en Latinoamérica, con 6,670 puntos (de una escala del 0 al 10).
En primer lugar se ubica Suiza con 7,587 puntos y en el último Togo con 2,839. Los tópicos que se tomaron en cuenta fueron el PIB per cápita, apoyo social, esperanza de vida, libertad para tomar decisiones de vida, generosidad, percepción sobre corrupción y distopía.

Tomando en cuenta este reporte, la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (CNC) junto a la consultora JapiWorks publicó el Estudio Nacional de la Felicidad en el Trabajo, donde definió qué tan felices somos los chilenos en el trabajo. Dentro de los resultados que más destacan se cuenta que 68% de los encuestados cree que es muy importante la felicidad laboral.

Por otra parte el 59% de ellos se siente feliz cuando está en el trabajo. Los trabajadores menos felices tienen una edad entre 18 y 30 años, son mujeres del estrato ABC1 de la Región Metropolitana y ocupan puestos de directores, gerentes y profesionales.

En tanto, los más felices tienen más de 55 años, son varones de los segmentos C3 y D de la zona norte del país y son oficiales, operarios y artesanos.

¿Por qué es importante la felicidad en el trabajo?

Para el experto en felicidad Nic Marks, fundador y director de Happiness Works y creador del Happy Planet Index, entre los factores importantes en este ámbito se cuenta la combinación de las condiciones externas con los recursos con que cuentan las personas.

“La felicidad no es sólo un resultado, sino que un sentimiento: nos sentimos bien cuando las cosas salen bien”, explica.

“Hace algunos años que la ONU estableció un nuevo paradigma de desarrollo y porque ya se ha demostrado que el PIB no es el mejor indicador para mostrar el bienestar de la economía de los pueblos. Puede que aumente el PIB, sobre todo en los países más ricos, pero el nivel de bienestar no aumenta e incluso puede bajar”

Tenemos que ver cómo están las personas, y vemos que cuando las personas están bien, están contentas y se sienten bien trabajan mejor, y cuando la gente trabaja mejor a las empresas les va mejor y aumenta la productividad hasta en 30%.”

También les va mejor en sus valores accionarios y pueden incrementar sus inversiones hasta en 3 o 4% anual”, describe. “Este aspecto es un buen negocio para todos y si a las empresas les va bien, a Chile le va bien.

En tanto, el presidente de la CNC, Ricardo Mewes, subraya que en el actual escenario “de pesimismo y desconfianza, es necesario volver la mirada hacia lo esencial, y lo esencial son las personas y nuestros trabajadores. No bastan los indicadores económicos para medir el bienestar de una sociedad, pues la felicidad también juega un rol fundamental en el desarrollo de los países y sus habitantes”.

Fuente: Emol.com

Entérese porque razones sus destacados trabajadores deciden renunciar a su empresa

Encontrar trabajo es difícil y encontrar uno que nos haga realmente feliz es aún más difícil. Sin embargo, hay algunos  afortunados que lo consiguen y llegan a un empleo que realmente les gusta, lo que se refleja en su trabajo.

Pero hay veces, en las que a pesar de encontrarse cómodo y contento en el lugar, hay otras circunstancias que llevan a los empleados a desencantarse y los obliga a renunciar, lo que implica para la empresa una perdida invaluable.

Según explicó Travis Bradberry -autor de ‘Inteligencia emocional 2.0′ y presidente de TalentSmart- en un blog para el diario electrónico The Huffington Post, “lo triste es que esto puede evitarse fácilmente. Lo único que se necesita es una nueva perspectiva y un esfuerzo extra por parte del jefe“.

Revisa aquí algunas de las causas que provocan que buenos empleados renuncien a sus empleos

 

  1. No se preocupan por sus empleados

Es necesario encontrar un equilibrio entre la relación laboral y humana. A buenos empleados les es fácil dejar sus puestos de trabajo, porque no tienen una relación buena con sus jefes.

Un buen empleador, es el “que celebran los éxitos de sus empleados, empatizan con los que lo están pasando mal y estimulan a sus trabajadores”, señaló el profesional en su blog.

  1. No cumplen sus promesas

Para mantener una buena relación es necesario que exista confianza de ambas partes. Es por eso que cumplir con la palabra cobra una importancia muy grande. “Comprometerse a algo con los empleados coloca a los jefes en la fina línea que separa la felicidad de los trabajadores de su marcha de la empresa”, sentencia Bradberry. El hacer lo prometido, crea en los trabajadores una buena opinión de su superior, viéndolo como alguien honesto y digno de confianza, de lo contrario será un ser insensible, falso e irrespetuoso. Algo similar ocurre del otro lado.

  1. Exceso de trabajo

Puede resultar lógico aumentar el trabajo y dejar las tareas más complejas a los mejores trabajadores, pero esta desproporción terminará pasando la cuenta a lo largo.

El especialista considera que estas personas “ ellos sienten como si se les estuviera castigando por hacer bien su trabajo. Además, también es contraproducente”, explicó.

“Si se tiene que aumentar la cantidad de trabajo que están realizando los empleados con más talento, lo mejor es aumentar también su estatus dentro de la empresa”, agregó, señalando que los aumentos de sueldo o los ascensos son buenas maneras de incentivar.

  1. No se reconocen sus aportes ni recompensan el trabajo bien hecho

A veces se subestima el felicitar a alguien por un trabajo bien hecho, y se considera que es simplemente su obligación. “A todo el mundo le gusta que le feliciten, sobre todo a aquellos que trabajan duro y dan todo de sí mismos. Es necesario que los jefes se comuniquen con sus trabajadores, averigüen qué tipo de cosas les hacen sentir bien (en algunos casos, un aumento; en otros, el reconocimiento público) y los recompensen por el trabajo bien hecho”, sugiere Bradberry.

El hacer lo prometido, crea en los trabajadores una buena opinión de su superior, viéndolo como alguien honesto y digno de confianza, de lo contrario será un ser insensible, falso e irrespetuoso. Algo similar ocurre del otro lado.

  1. Contratan y ascienden a la gente equivocada

El contratar o promover a alguien es una de las tareas más difíciles para los jefes. Hay mucho en juego y es fácil formar una amistad entre jefe y colaborador, sin embargo, una de las cosas que poco consideran es la opinión de los trabajadores valiosos de la empresa.

Estos empleados quieren compartir con personas que estén a su altura en compromiso y preparación, y si esto no ocurre, los buenos empleados pueden sentirse desmotivados. “Ascender a la gente equivocada es incluso peor. Alguien que se parte el espinazo se siente insultado cuando ve cómo ascienden a otra persona que no hace nada en el trabajo”.

  1. No aprovechan las habilidades de sus trabajadores

“Cuando se pregunta a los jefes sobre la falta de atención a sus empleados, intentan excusarse utilizando palabras como ‘confianza’, ‘autonomía’ y ‘atribución de poder’, lo cual no tiene ningún sentido. Los buenos jefes son los que tienen el control, independientemente de lo cualificados que estén los trabajadores a su cargo. Los buenos jefes prestan atención a sus trabajadores y están constantemente escuchándolos y haciendo críticas constructivas”, dice Bradberry.

Los jefes pueden colaborar encontrando áreas en la que estos empleados puedan desarrollar sus habilidades, además también agradecen la retroalimentación, algo que los empelados mediocres no aprecian.

Fuente: http://www.biobiochile.cl/

Trabajadores felices mejoran el clima laboral y alcanzan mayores desempeños

Un tema crítico se vislumbra: la falta de esquemas en pro de la felicidad de los empleados provocaría inestabilidad en las empresas, pero sobre todo pérdidas millonarias.

La felicidad es amor; esa es la conclusión de un hombre cool: George Vaillant, director del grupo de investigación a cargo del Grant Study, estudio realiza­do por la Universidad de Harvard, que siguió durante 75 años la vida de 268 estudiantes de preparatoria y demues­tra, entre muchas otras cosas, que la “calidez de las relaciones a lo largo de la vida tienen el mayor impacto positi­vo en la satisfacción con la vida”.

Según el Informe Mundial sobre la Felicidad 2015; los cinco primeros puestos son ocu­pados por Suiza, Islandia, Dinamarca, Noruega y Canadá; mientras que los últimos cinco asientos son ocupados por Togo, Burundi, Siria, Benín y Ruanda. ¿Por qué habrían de interesar estos datos? Porque además de que personas felices construyen empresas exitosas, la felicidad será un factor determi­nante para la atracción y retención de talento en los próximos años.

El éxito y la felicidad

Mucho (muchísimo) se ha hablado de los beneficios que personas felices brindan a una empresa. Shawn Achor, autor del libro The happiness advanta­ge, sostiene que los empleados felices tienen mayores niveles de producti­vidad, venden más, actúan mejor en posiciones de liderazgo y alcanzan mayores niveles salariales. “Ellos tam­bién gozan de mayor seguridad en el trabajo y tienden a tomarse menos días por sentirse enfermos o cansados. Los CEOs felices son mejores para dirigir equipos, porque logran hacer que tanto ellos como sus empleados mantengan relaciones más felices y saludables, y logran establecer un clima laboral que alcanza mayores desempeños”, añade.

Nic Marks, CEO de la empresa británica Happiness Works, dice en entrevista con Forbes: “Hay varias cosas que muestran que la felicidad está relacionada con la trayectoria de la organización. Las empresas tienen problemas con el ausentismo, con la rotación, y eso les cuesta mucho”.

¿Es necesario invertir mucho dine­ro para hacer felices a los empleados? Mark sostiene que depende del modelo que se desee implementar. Sin embargo, afirma que generalmente las organizaciones no tienen bue­nos sistemas para identificar qué es lo que hace felices a sus colaboradores: “Muchas orga­nizaciones tratan de analizar el ROI, pero no analizan la forma en la que su gente experimenta su trabajo y busca la felicidad”.

Pero si se insiste en obtener ROI de la inversión en felicidad, exis­ten investigadores como Fred Luthans quien ha demostrado que pequeñas intervenciones como la oferta de re­cursos para aumentar la esperanza, el optimismo, la confianza y la resiliencia pueden generar 2% más de ganancias anuales en las organizaciones.

Más allá de la implementación de un programa basado en una perspectiva lógica, numérica, Marks asegura que es importante que se tome en cuenta que la felicidad está relacionada, también, con el movimiento del cuerpo. De hecho, una encuesta realizada este año como parte del Grant Study sostiene que 78% de las personas que tienden a sentirse más felices hace ejercicio al menos tres veces por semana.

¿Es necesario construir un gimnasio en la empresa o tener un convenio con algún deportivo para ofrecer la faci­lidad de hacer ejercicio? No, se puede instar a los empleados a que se reúnan en equipos para ejercitarse, modificar horarios para que puedan asistir a un gimnasio cerca de sus hogares, organizar clases especiales de yoga en la oficina en horarios no laborales. La creatividad es el límite para llegar a este fin.

El CEO, pieza clave

Jeff Olson, autor del libro The Slight Edge y fundador y CEO de Nerium International, sostiene que las empre­sas gastan muy poco en capacitación, pero un porcentaje mucho menor de ese gasto está enfocado al desarrollo personal de sus empleados. “Cuando pensé en el tema de la felicidad, me di cuenta que nadie lo estaba incorporan­do […] Aquí no hay nadie que le inyecte dinero a esto”.

Este gurú afirma que la felicidad está intrínsecamente relacionada con la filosofía y la actitud de las personas. “Hace unos cinco años apareció la fe­licidad en el horizonte, y me di cuenta que más que un sentimiento es una filosofía, una actitud”.

La felicidad, asegura, crea sinergias pues hace que las personas sumen sus esfuerzos basados en visiones comu­nes. “El CEO crea mecanismos para que la gente se pueda unir y hacer las cosas mejor […] Hay dos mentes que crean una tercera, mucho más podero­sa, y eso es lo que tratamos de hacer en el mundo de los negocios”.

Una empresa que busca tener empleados felices requiere, ante todo, de un líder feliz: “La cultura es el ADN de una empresa, atrae a las personas que son iguales y repele a las que no lo son. Lo mejor es tener gente con una mentalidad en común en pro de las mismas intenciones”.

Al respecto, Nic Marks comenta: “Si puedes provocar un cambio psicológi­co en el contrato entre el em­pleado y el empleador, ahí es cuando comienzas a derribar los bloqueos. Es mucho más un cambio de actitud que de políticas”.

Bajo su cristal, el solo hecho de que un jefe salude a sus empleados todas las ma­ñanas y converse brevemente sobre sus preocupaciones puede impactar positivamen­te en el nivel de felicidad de los empleados. Asimismo, afirma, diseñar actividades que mejoren la interacción y desarrollar proyectos que impongan nuevos retos y fomenten la creatividad y la innovación pueden ser buenas herramientas para recuperar a un empleado desgastado.

Atracción del talento

Las nuevas generaciones conside­ran el actuar social de las empresas para decidir si desean trabajar en un lugar o en otro. Ello, en consecuencia, generará un reto que las empresas deberán enfrentar. Bajo esa lógica, Nic Marks asegura que para los millennials la experiencia de la felicidad significa mucho más, porque esta es la forma de atraer y retener talento.

Por su parte, Jeff Olsen comenta: “Mi departamento de Recursos Huma­nos no contrata ni despide gente, más bien es la cultura la que lo hace. A mis empleados les encanta platicarles a sus amigos: ‘tienes que conocer esta em­presa, me siento tan bien, siento que pertenezco, que me respetan, tengo amigos…’”.

De acuerdo con Enri­que Tamez, académico del Tecnológico de Monterrey, los millennials son personas que se la pasan compartiendo sus ideas en la red, por lo que las críticas y los halagos a una empresa se distribuyen rápidamente entre sí.

“Nuestra generación tiene que hacer muy buen trabajo para que el chip de la felicidad y del bienestar permanezca, desempeñando un papel pre­ponderante en la construcción de un nuevo mundo”, afirma Tamez en torno del papel que tienen actualmente los líderes con respecto a la creación de empresas más felices.

Finalmente, el Grant Study sostiene que las personas que se sienten muy felices realmente disfrutan lo que están haciendo ahora. El objetivo es ese, per­mitir que la gente sea realmente feliz para que viva con pasión las activida­des que realiza.

¿Eres una de ellas?

Fuente: www.forbes.com  Por Ana Paula Flores